Cómo educar a niños responsables

Pautas para educar en el valor de la responsabilidad a los niños

Para lograr que los niños sean responsables no hay una fórmula mágica, pero se puede lograr que lo sean, pues de forma innata un niño puede ser más o menos responsable, pero a aquellos que no lo son se les puede “enseñar” a serlo.

Hay dos factores que pueden ayudar mucho en la tarea de educar niños responsables: “preguntar” y “pedir”. Ambas son dos fórmulas que no excluyen al niño del proceso de toma de decisiones; dar una orden simple y clara es una forma de darle el trabajo hecho, de pensar por él.

Enseñar responsabilidad a los niños

Consejos para enseñar responsabilidad a los niños

En cambio preguntarle y pedirle las cosas le estamos implicando en el proceso de toma de decisiones sobre qué hay que hacer y qué no y su participación, al hacerle pensar sobre el tema.

Preguntarle no es más que incitarle a que se haga preguntas. Preguntas que más adelante aplicará por sí mismo a las situaciones a las que se enfrente.

Y para aprender acerca de una responsabilidad hay una que no falla: “¿Lo necesitas?”, “¿crees que necesitas vestirte con ropa limpia? Entonces lleva tu ropa sucia a la cesta...” Déjale pensar y que responda por sí mismo. Si la respuesta es sí, entonces explícale que no cabe el “No me apetece”, “no quiero”, o “no me gusta”. Simplemente es algo que necesita.

Pedirle las cosas es otra forma de hacerles pensar, pues se le implica directamente, en lugar de pretender que acaten órdenes ajenas a ellos. “Por favor, te pido que recojas la mesa antes de irte a jugar”, siempre estimulará más su implicación sobre algo que una orden como “"recoge la mesa antes de ir a jugar".

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados