Ventajas de leer el cuento de la noche a tu hijo

Cinco razones para leer a tu hijo antes de dormir

La psicóloga y filósofa Nicole Prieur nos revela cinco buenas razones para leer un cuento a nuestra hija o nuestro hijo antes de dormir. Razones suficientes para motivarnos cuando estamos tan cansados que tenemos la tentación de abreviar todo lo posible el momento de acostarlo.

Ventajas de leer el cuento de la noche a tu hijo

Para enriquecer la relación

El cuento de la noche es un momento especial, un paréntesis. Se dejan de lado la educación, las obligaciones como lavarse los dientes o el repaso de las trastadas del día... El adulto se relaja, sentado al borde de la cama o en una silla, a su lado, en una actitud de cercanía absoluta.

La ternura, el placer y la complicidad están en el aire. El niño siente que papá o mamá, en ese instante, «es sólo para él» y que le dedica ese tiempo a pesar de que tiene mucho que hacer. Todo ello genera una relación tranquilizadora que enriquece el vínculo entre los padres y el pequeño.

Para ayudarle a relajarse

Mucho más que un juego, un cuento contado a media voz, con una luz tenue, ayuda al niño a relajarse. Es una buena manera de ayudarle a conciliar el sueño, pero no es sólo eso. Este rato también le ayuda a ordenar en su cabeza lo que ha vivido a lo largo del día y a digerirlo. Ayudándole a tranquilizarse después de un día agitado, le enseñamos que hay momentos para todo: para estar activos, para pensar en las cosas de la vida, para prestar atención a los demás...

Para que aprenda a conocerse mejor

Cuando le leemos un cuento, el niño se identifica con los personajes. A veces, con el héroe que realiza hazañas increíbles: nada mejor para construir un narcisismo «bueno» que le servirá de motor a lo largo de la vida. Sin embargo, también puede identificarse con los «malos», lo que le sirve para darse cuenta de que no es el único en experimentar sentimientos como la envidia o la ira. Esta experiencia le ayuda a aceptarse tal y como es, con su lado bueno y su lado malo, y también a llegar a un mejor conocimiento de sí mismo.

Para alimentar su imaginación

Los personajes, las ilustraciones, los diálogos... son estímulos poderosos que le ayudan a desarrollar la imaginación. El niño puede «adornar» el argumento, inventar un desenlace diferente, incluir otros personajes, otros escenarios...

La imaginación le ayuda a evadirse de la rutina y a soñar con una vida sin obligaciones ni prohibiciones. Un momento para huir de la presión; un truco para soportar las frustraciones y controlar, así, las rabietas y los caprichos.

Para desarrollar el lenguaje

Cuando le leemos un cuento, el niño se sumerge en el lenguaje del relato, muy diferente del de la vida cotidiana: más elaborado y menos funcional y expeditivo. Sin ser consciente de ello, el cerebro del pequeño oyente trabaja
a pleno rendimiento y asimila nuevas palabras y expresiones. Con frecuencia, el niño repite frases completas del cuento que le leemos: se familiariza con el placer de jugar con las palabras y el lenguaje. ¡De esta forma, tendrá muchas ventajas para llegar a ser un buen comunicador!

 Isabelle Gravillon © Bayard Presse-Popi 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (2)

29 mar 2017 17:41 octavio arroniz

gracias x las recomendacones un comentario los cuentos tradicionales pienso k estan pasando de moda en rste caso mi niño de 8 años lo aburren porue me dice que eso ya lo vio en el kinder. que tipo de lectura me recomiendan para su edad gracias.

06 ago 2015 22:47 mimbel

que cuentos o libros me recomienda para niños de 9,7 y 5años a parte de los cuentos ya conocidos (blanca nieves y los 7 e...) o porque no envian o colocan en PDF para bajarlos.gracias