Qué aportan los libros y la lectura a los niños

Ante las dificultades que a menudo se pueden encontrar para aficionar a la lectura a los niños, cabe preguntarse qué aportan la lectura y los libros a los niños.

Para empezar, algo fundamental: la lectura aporta placer, evasión creativa, entretenimiento inteligente y activo, conocimiento del mundo y conocimiento de los demás. ¡Y esto es sólo el principio! 

Además, leyendo, un niño refuerza su capacidad de concentración y de atención. También practica la lectura mecánica (la unión de letras y de sílabas para formar palabras y de palabras para formar frases) y la lectura comprensiva, es decir, la relación imprescindible de una palabra con un significado.

Todo esto tiene una repercusión directa en su rendimiento escolar: un niño que lee bien estudia mejor y, en consecuencia, obtiene mejores resultados académicos. De manera que la lectura tiene una participación fundamental en el éxito escolar. 

Un niño que lee tiene una perspectiva más amplia de las cosas. La lectura fomenta y a la vez alimenta su curiosidad y le presenta tantas posibilidades para cada situación que le hace más flexible, más creativo, más solidario, más comprensivo con los demás… Son muchas las buenas cualidades humanas que se desarrollan mejor con la lectura. 

Yo diría que, cuando desde pequeño un niño se aficiona a la lectura y se hace lector de verdad, logra un triunfo: la lectura es un amigo fiel que le acompañará a lo largo de toda su vida. En los momentos bajos, en las circunstancias difíciles, la lectura será un refugio privado en el que encontrar consuelo, alivio y consejo. 

Consuelo Cuevas
Redactora jefa de la revista Leoleo

 

 DESCUBRE LA REVISTA LEOLEO PARA NIÑOS DE 7 A 9 AÑOS

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!