Cómo elegir las primeras lecturas de los niños

Los criterios para elegir las primeras lecturas y libros para los niños

Generalmente, el placer de las primeras lecturas nos marca para siempre: ¡razón de más para escogerlas bien! Pero, cuando los niños o las niñas tienen 6 ó 7 años, la lectura les exige todavía un gran esfuerzo. ¿Cómo lograr entonces que disfruten leyendo? 

Ya sean divertidas, tristes, sorprendentes o las tres cosas a la vez, las buenas historias son las que nos “enganchan” y ya no podemos dejar. Y eso ocurre tanto con la literatura infantil como con la literatura a secas.

Cuentos que atraen a los niños

Madre lee un cuento para su bebé

Pero, para ayudar a un niño que aún balbucea un poco, es mejor disponer de algunos puntos de referencia. Por ejemplo, el corte del cuento en capítulos cortos le permite hacer pausas. Tampoco conviene que el relato contenga demasiado vocabulario difícil, salvo si el contexto permite comprenderlo. Y, sobre todo, debe ser una historia que respete el nivel de madurez del niño: así disfrutará y tendrá conciencia de estar haciéndose mayor.

Series televisivas para niños

En muchas colecciones de “primeras lecturas” hay personajes recurrentes que, al igual que en las series de la televisión, reaparecen en cada nueva aventura. El inconveniente de estas colecciones es que la calidad puede ser desigual. Y es que es difícil exigir a un autor que sea siempre brillantísimo. La ventaja es evidente: el lector se encuentra enseguida en terreno conocido, reconoce de inmediato los diferentes personajes y el telón de fondo (fantasmas, piratas, princesas…). Así puede concentrarse más en el argumento y aprovechar a fondo el suspense, los gags, los sentimientos…

El libro audio puede ser una buena alternativa

Si al pequeño aprendiz aún le cuesta adentrarse en un cuento y comprenderlo de cabo a rabo, nada mejor que dejarse ayudar por un soporte sonoro (CD o texto descargado de internet). El hecho de escuchar el texto le permite apropiarse de la historia y allana las dificultades. A algunos niños les gusta escuchar el cuento mientras siguen el texto en el libro o en la revista. Otros lo escuchan primero y luego lo leen a su ritmo: ¡cada cual a su gusto! Los viajes en coche son la ocasión ideal: toda la familia disfruta de la historia y los más pequeños suelen estar encantados de poder acceder así a los cuentos de los “mayores”.

Sylvie Thierry-Askevis 

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados