Un lugar especial para ellos

Acondiciona la habitación de tu hijo

A los niños les gusta tener un rincón propio, y no tiene por qué ser un espacio ni muy grande ni decorado lujosamente. Acondicionarles un lugar especialmente para ellos permitirá cubrir todas sus necesidades, que no son pocas.

Distribuir espacios

De forma general es aconsejable que disponga de una zona más amplia en la que tenga libertad de movimiento para andar, bailar, saltar y dejar volar su imaginación. Y otra, habitualmente más reducida, dedicada a actividades de tipo cognitivo, en la que pueda crear hábitos de trabajo pintando, leyendo, realizando puzzles, etc., siendo ambas zonas igual de importantes.

Versatilidad

El niño crece deprisa y por lo tanto sus necesidades cambian también con rapidez. Con el paso del tiempo, la zona de movimiento se va reduciendo y las aficiones varían. Por ello el mobiliario podrá cambiar de lugar o variar sus funciones.

Organización

La cantidad ingente de juguetes que se puede llegar a reunir exige no sólo una gran capacidad de almacenaje, sino también organización. Es importante inculcarle el orden desde pequeño, y será mucho más fácil que lo mantenga si está todo a su mano, guarda una lógica para él y no es un orden impuesto, sino que puede participar en la distribución. “Todos los coches en una misma caja y al lado del garaje, los disfraces junto al espejo…”

Seguridad y confort

El tipo de objetos o juguetes a los que pueda acceder dependerá de su edad y personalidad. Pero seguro que evitamos riesgos si mantenemos fuera de su alcance objetos muy pequeños o punzantes, muebles con pronunciadas aristas, largas cortinas o suelos excesivamente deslizantes.

Personalización

Colocar su nombre en la puerta o en el cabecero de su cama, poner fotografías o recuerdos de momentos importantes en la estantería, permitirle colgar sus “obras de arte” o dibujarle estrellas y nubes en el techo, puede convertir su habitación en un universo de ternura y fantasía.

Varias opciones

Puede existir una habitación específica de la casa destinada al niño lo que le dará la intimidad que muchas veces necesita, pero también se puede optar porque tenga espacios especiales en distintas partes de la casa, lo que le mantendrá más cerca de sus padres, fortaleciendo así el vínculo afectivo. Por razones de espacio, no siempre se puede elegir, pero lo ideal es poder combinar ambas opciones.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • ¿Tú qué haces en tu trabajo?

    ¿Tú qué haces en tu trabajo?

  • Luces y sombras de los videojuegos

    Luces y sombras de los videojuegos

  • Unos días con los abuelos

    Unos días con los abuelos

  • ¿Es pequeño para la custodia compartida?

    ¿Es pequeño para la custodia compartida?

  • Etapa de 'mamitis'

    Etapa de 'mamitis'