Significado de Papá Noel y los Reyes Magos para los niños

Algunas razones del éxito de estos personajes en los niños

Estos personajes son los ídolos indiscutibles de los más pequeños. La psicóloga Anne Bacus, autora del libro «Tu hijo de uno a tres años», nos explica algunas razones de su éxito.

Significado de los Reyes Magos y Papá Noel para los niños?

Son mágicos y maravillosos

Unos renos que vuelan, tres Reyes que vienen de muy lejos con su séquito de pajes y camellos cargados de regalos... Nada de esto sorprende a los niños, ningún argumento racional los hace dudar. Por lo menos hasta los 5 años, aproximadamente, en que pueden surgir los primeros reparos. Pero, por ahora, se sienten como pez en el agua en este mundo mágico de historias fantásticas protagonizadas por estos personajes, para los que nada resulta imposible.

Tal vez algunos niños vean una especie de «papá ideal» en ese Papá Noel sonriente, generoso, que nunca grita, se enfada ni regaña... ¡Porque todos los papás y las mamás de verdad se enfadan y riñen alguna vez! Y da gusto olvidarse de la realidad en algunos momentos...

Son simpáticos y generosos

El afecto que los niños sienten por estos personajes no es completamente desinteresado: ¡los regalos que les traen tienen bastante que ver con el asunto! Y, además, todo lo que les atañe remite a la felicidad, a la alegría de vivir: Papá Noel con su gran barba blanca; los Reyes Magos con su sonrisa bondadosa; los simpáticos duendecillos... ¿Cómo no dejarse conquistar por tanto encanto?

Para los más pequeños, que viven en un cierto maniqueísmo con el bando de los buenos por un lado y el de los malos por el otro, estos personajes encarnan sin ambigüedades la bondad y la generosidad.  Una buena ocasión para transmitir al niño un principio valioso: en la vida, podemos «dar» a los que tienen menos que nosotros. Pero sin forzar, porque aún es pequeño para ceder sus cosas.

Los amiguitos también los quieren

Los pequeñines sienten atracción por lo que gusta a los otros niños de su edad y siempre quieren imitarlos. Así que, si los niños de su entorno cercano adoran a los Reyes Magos con sus majestuosos camellos y sus pajes, nuestro pequeño también los adorará.

En casa, entre hermanos, o en el cole o el parque, con sus amiguitos, los niños promueven entre ellos el cariño por estos personajes míticos de la Navidad. ¡Además, reconforta pertenecer a un grupo que comparte los mismos gustos! Es una especie de cultura común que comparten también con los adultos.

 ¡Y, a veces, podemos verlos!

Puede ocurrir que los Reyes desfilen en una cabalgata o Papá Noel esté en un centro comercial. Para el niño pequeño, la ficción y la realidad se mezclan en un todo: por eso no se extraña, sino que se maravilla, y siente que está viviendo un encuentro muy especial.

Aun así, algunos prefieren vivirlo a distancia, en los brazos de papá o mamá. Por amistosos que se muestren, Papá Noel o el Rey Mago no dejan de ser unos adultos grandes e impresionantes, muy distintos del resto de los adultos. Así que mejor no forzar la situación: la foto se le hará el año que viene, tal vez.

 © Bayard Presse-Popi parents-Isabelle Gravillon

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!