La angustia de la separación del bebé en la guardería

Pasar los primeros días en la escuela sin mamá es todo un reto para los niños

En septiembre, para algunos niños y niñas, llega la hora de volver a la guardería o al cole de los pequeños. Os ofrecemos algunos consejos para vivir mejor esa separación durante el día y reencontrarse con alegría al acabar la jornada.

El niño percibe el mundo a través de su madre. Hacia los 9 meses, toma conciencia de su propia existencia. Pero reconstruir una visión del mundo fuera de su madre le requiere un esfuerzo permanente.

Primer día de guardería

Cómo ayudar al bebé en sus primeros días de guardería

La madre también se ha acostumbrado a percibir el mundo a través de su hijo. Al separarse de él, tiene miedo de faltar a su deber materno. No siempre se siente bien. Y, el pequeño, está pendiente de lo que siente su mamá. El niño pequeño que se separa de su madre siente miedo.

Pero también disfruta mucho jugando con otros niños y descubriendo nuevas maneras de pensar. Es una experiencia muy estructurante para él. Y cuando su madre va a recogerlo, a menudo está excitado o llora, aunque haya estado contento todo el día. Es su modo de decir: “Te quiero y te he echado de menos”.

Conviene organizar una separación progresiva. Si es posible, hay que acompañarle a conocer el lugar donde se va a quedar y hablar con las personas, profesores y cuidadores, que se van a ocupar de él. Es decir, hay que establecer una mediación.

Es una excelente ocasión para aprender a confiar en esas personas, lo que resulta indispensable para que el niño acuda de buena gana. La madre debe explicar al niño lo que va a pasar: el nuevo lugar al que va a ir, el tiempo que pasará allí... Por la tarde, debe contarle también su jornada sin él, lo que le ha gustado y lo que no, y explicarle el porqué. Así se sentirá más seguro, porque el niño piensa que si su madre no se siente bien es por culpa suya. Y no hay que olvidar que un niño no debe ser nunca el que consuele a su madre.

Para que la separación y el reencuentro transcurran bien, es preferible que, el primer día de “cole”, vayan el padre y la madre juntos a buscar a su hijo a la salida de la guardería y celebren el acontecimiento por la tarde, a su modo.

Si es posible, hay que llevarlo también al lugar de trabajo para enseñarle dónde están su mamá y su papá cuando no están con él. Una buena idea es hacerle una foto el primer día, delante de la puerta del cole o de la guardería, seguro que se siente muy orgulloso de ser “mayor”.

Entrevista de Marie-Hélène Gros a Maurice Titran

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados