¡Feliz cumpleaños!

Para los niños cumplir años es algo mágico, ¿cómo celebrarlo?

El cumpleaños se puede celebrar de muchas formas, todo depende de la edad del niño, cómo se desea celebrar, el tiempo y el espacio disponible y el dinero que se pueda o se quiera emplear.
Muchas posibilidades
En casa, locales habilitados o al aire libre; confiando en servicios contratados (payasos, magos, etc.) u organizado por familiares o amigos… Lo que nunca debe faltar es la imaginación y la ilusión. Claro está que, aunque supone más trabajo, si tenéis tiempo y preparáis personalmente la fiesta, los resultados serán más del agrado de vuestro hijo, ya que sois las personas que mejor le conocéis.

Distintas propuestas
Un delicioso picnic, un divertido teatro de títeres, un juego de pistas para encontrar un maravilloso tesoro, una agradable tarde de piscina con juegos de agua, o una estupenda reunión familiar… Hay muchas propuestas entre las que elegir, pero siempre hay que tener en cuenta la edad y los intereses del grupo que se reúne.

No perder las formas
Aunque, por supuesto, queremos que los niños pasen una agradable velada, no significa que debamos permitirles que se salten las normas. Hay zonas por las que no se puede pasar o ciertos sitios donde no pueden subirse. La seguridad también es importante. Cuando se reúne un grupo numeroso es difícil que todos respeten las reglas, el secreto es mantenerles activos con juegos o actividades acordes a sus capacidades e intereses y asegurarse de que todos los niños participan. De este modo se conseguirá un clima de alegría y diversión sin perder en ningún momento la calma.

El niño, verdadero protagonista
La fiesta de cumpleaños tiene una gran carga afectiva para el niño. Es un momento muy especial y debemos procurar que el niño participe en los preparativos en la medida de lo posible. Lista de invitados, diseño de las invitaciones, elección de actividades, detalles del menú, etc.

Grandes beneficios
Es muy positivo que el niño prepare y celebre su cumpleaños, pero también lo es acudir al cumpleaños de los demás. Además de disfrutar de la fiesta, le enseñará también a opinar, compartir, participar, colaborar, ampliar sus relaciones sociales y a reforzar su autoestima.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • ¿Tú qué haces en tu trabajo?

    ¿Tú qué haces en tu trabajo?

  • Luces y sombras de los videojuegos

    Luces y sombras de los videojuegos

  • Unos días con los abuelos

    Unos días con los abuelos

  • ¿Es pequeño para la custodia compartida?

    ¿Es pequeño para la custodia compartida?

  • Etapa de 'mamitis'

    Etapa de 'mamitis'