Mi hijo tiene problemas para prestar atención

Cinco consejos para favorecer su concentración

¿Tu hijo no aguanta quieto más de cinco minutos y no consigue mantener la atención el tiempo que dura la lectura de un cuento? Sigue estos cinco consejos para mejorar su concentración al mismo tiempo que potencias sus aprendizajes.

Mi hijo tiene problemas para prestar atención

1. Un sueño regular

Para que tu hijo pueda concentrarse, sus neuronas tienen que tener tiempo de “recargarse”. Para ello, hasta los 11 años, necesita al menos diez horas de sueño por la noche. La regularidad a la hora de acostarse también es importante para la concentración. Los fines de semana, no la rompas dejándole acostarse tarde, porque le costará recuperar el ritmo y el cansancio se acumulará.

2. Verdaderos momentos de intercambio

Si a tu hijo le cuesta concentrarse, juega más con él, dedícale más tiempo. Eso permite tejer los circuitos del lenguaje, la escucha y la atención. Al jugar contigo, interactúa y ejercita su concentración en las palabras que pronuncias. Es mejor dedicarle varios ratos cortos, mano a mano, que un rato largo, en el que os pueden interrumpir o puedes no estar plenamente disponible para él.

3. Una alimentación equilibrada

No hay concentración sin una alimentación adaptada. Lo que se recomienda de forma ideal es comer pescado tres veces por semana, porque contiene Omega 3, bueno para el funcionamiento de las neuronas. Para desayunar, dale leche, cereales (por los minerales) y zumos de fruta. Si el niño prefiere  tostadas, deben ser ligeras: con mantequilla o mermelada, pero no con las dos cosas. Si el desayuno es demasiado copioso puede ralentizar su atención, porque toda la energía estará concentrada en la digestión. Si no tiene hambre, dale una bebida láctea de camino al colegio para que no sufra hipoglucemia.

4. Los deberes, a su hora

Para aprovechar la concentración del día, el niño tiene que hacer los deberes al volver del colegio, después de merendar, sin encender antes la televisión o el ordenador. Si los empieza tarde, estará cansado y el tiempo dedicado a los mismos se alargará. Los fines de semana, conviene que los haga el sábado por la mañana, después de desayunar. No es bueno esperar hasta la media tarde del domingo, no es en absoluto el mejor momento para concentrarse.

5. Nada de reprimendas al acostarse ni antes de ir al colegio

La concentración exige serenidad en el plano afectivo. Para trabajar bien durante el día y descansar bien por la noche, tu hijo no debe estar estresado o alterado. Si lo has reñido, reconcíliate con él antes de despedirte por la mañana o antes de que se acueste por la noche.

 Stéphanie Letellier con Edwige Antier, pediatra.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (6)

21 oct 2016 10:10 Maria

Muy buen articulo, lo pondré en practica con mis hijos.

20 oct 2016 15:55 Richard Toisser

Excelentes consejos más para mí que mi hijo Samuel de tres años es súper activo y le cuesta prestar atención por estar de un lado a otro todo el día.
Gracias por sus consejos

20 oct 2016 00:52 NORA

Hola que tal la aprecio usted mucho por estos consejos voy empizar a cambiar la manera con mi hijo voy a practicar sus consejos sin perder ninguna etapa muchas gracias

19 oct 2016 19:57 nuria

muy buen artículo. muy util

19 oct 2016 14:47 Omy

excelente la enseñanza que nos brindan día a día.

19 oct 2016 14:26 CESAR CLAROS

Excelente artículo. Felicitaciones
Que desafortunadamente en nuestras sociedades, la alimentación es escasa y, por ejemplo el pescado se ha convertido en un alimento de oro.