Cuándo llevar al niño al colegio por primera vez

El primer día de colegio para los niños

La incorporación del niño de 3 años a la vida escolar debe ser una experiencia positiva, que le haga sentir que se hace “mayor” de forma divertida y con la ilusión de saber que en el colegio siempre hay alguien para jugar.

Los primeros días de clase son generalmente duros para los niños, pero con un apoyo adecuado, por parte de padres y profesores, las jornadas eternas se convertirán pronto en una diversión continua y las inseguridades, los nervios y los llantos desaparecerán sin darnos cuenta. Llegará el momento en que el niño no querrá abandonar el colegio.

Primer día de colegio

Cómo preparar al niño para el colegio

Es muy importante que estemos convencidos de que la incorporación del niño a la vida escolar va a ser beneficiosa para él, porque, de lo contrario, le transmitiremos inseguridad.  Es lógico que existan sentimientos de pena, dudas, temores... por ambas partes, pero lo importante es que no tengan más fuerza que la confianza y la serenidad.

Son de gran utilidad los contactos previos familia-colegio. Sabiendo cómo se desarrollará la jornada, cómo son las clases y el nombre de su profesor, le podremos transmitir más fácilmente al niño cómo va a ser su estancia en la escuela. También es muy útil ir un ratito al centro antes de su primer día, mientras los niños de su edad están en el jardín, para que el niño se vaya familiarizando con el entorno.

Es importante asistir a las reuniones que convoque el centro (de adaptación, de presentación del equipo, de funcionamiento de la escuela...) e informar sobre todos los datos clave que faciliten al profesorado el conocimiento rápido y profundo del niño, de manera que él se sienta como en casa.

Podría comenzar con un horario reducido, si el centro lo permite, e ir ampliándolo de manera escalonada, en función de las necesidades de adaptación, no dejarlo a comer durante las primeras semanas, etc. Algunos niños pueden llegar a necesitar un trimestre para adaptarse.

Para que los alumnos superen el período de adaptación, los profesores programan un sinfín de actividades atractivas. Colocan fotografías o dibujos en las perchas o crean espacios personales (mesas, casilleros...), de forma que cada niño tenga un punto de referencia dentro de un espacio común. Después, narran cuentos, los dramatizan, se disfrazan, juegan en el patio de recreo, hinchan globos..., y así los niños se quedan con un buen recuerdo para el día siguiente.

Diez ideas para preparar el primer día de colegio

1 Procura llegar puntual al cole, respetando el horario de entrada.

2 Hasta que haya superado el período de adaptación, conviene que la asistencia del niño al centro sea lo más rutinaria posible. Siempre los mismos preparativos, llegar al centro a la misma hora, recogerlo en el momento acordado...

3 No acapares al profesor/a a la hora de la entrada, porque se pasará la mañana atendiendo a los padres en vez de a los hijos.

4 Las despedidas han de ser efusivas pero cortas. Dile “hasta luego” con una sonrisa, incluso si se le escapa al niño alguna lágrima, y vuelve puntual por la tarde para evitarle frustraciones y disgustos inútiles.

5 No le prometas cosas que no vayas a cumplir (“¡Voy a aparcar el coche y vuelvo!”). Una vez que se sienten engañados es más difícil que vuelvan a confiar en nosotros.

6 No amenaces al niño con cosas relacionadas con el cole para conseguir su obediencia (“¡Si no recoges los juguetes, se lo cuento a tu profesora!”).

7 No pidas a la profesora cosas que tú no seas capaz de hacer: darle una medicina, quitarle un juguete...

8 Procura que el niño no lleve al colegio objetos de casa; evitará muchos conflictos.

9 Elige ropas cómodas y prácticas: pantalones con cinturilla elástica, zapatos con cinta adhesiva...

10 No olvides marcar la ropa de forma legible en un lugar visible.

 

Virginia González. Psicóloga y profesora de Educación Infantil

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados