Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Bebés y niños que muerden. Qué hacer para evitarlo.

Por qué muerden los niños

Bebés y niños que muerden. Qué hacer para evitarlo.

No es extraño que el niño de uno y dos años tienda a morder y a pegar. Aún no habla bien y para él es una forma de expresión. Afortunadamente, son conductas que suelen desaparecer a medida que su lenguaje le permite expresar deseos y sentimientos, pero no debemos dejar que se conviertan en una mala costumbre. La acción de pegar o morder puede convertirse en un problema si no se controla y evita. 

Qué hacer si el niño o el bebé muerde

Evitar que el niño o el bebé muerda

El niño a esta edad todavía no puede comunicar sus necesidades a través del lenguaje verbal, por ello se comunica mediante acciones. Pega o muerde para liberar enfados, demostrar poder, proteger sus pertenencias o llamar la atención del adulto. Las manos y los dientes son sus primeras herramientas sociales y las usará en función de la respuesta que obtengan del otro.

Si observamos minuciosamente las circunstancias en las que el niño recurre a este tipo de conducta –sobre todo si el patrón se repite, tal vez, podamos anticiparnos. Podemos asegurarnos por ejemplo, que haya suficientes juguetes para todos los niños, que tengan cubiertas sus necesidades de alimentación, salud y descanso, que jueguen al aire libre y no estén dentro de un recinto cerrado y pequeño durante largos períodos, prestarles atención en momentos positivos si ha habido cambios familiares, etc. Y estar lo suficientemente atentos y cercanos para poder intervenir en caso necesario.

Hay que hacerle saber de manera firme y con expresión seria, que esta conducta no es adecuada “¡No se puede hacer daño!”, pero sin prolongarlo mucho para que no se refuerce el comportamiento sin querer. Generalmente, todos lo niños captan el mensaje, aunque seguramente, habrá que recordárselo en numerosas ocasiones. Hay que hacerle ver que a la otra persona le ha dolido y que no se le va a permitir hacerlo más.

Una vez puesto el límite y ofrecerle un modelo de conducta adecuado –para que sepa lo que esperamos de él-, ha de tener un tiempo de reflexión para poder calmarse y volver a jugar junto a los demás. También es conveniente darle la oportunidad de tener una conducta reparadora (ayudar a curar a su compañero, darle un beso…), conservar la calidad del vínculo afectivo y predicar con el ejemplo.

Virginia González. Psicóloga y maestra de Educación Infantil

Virginia González

Artículos relacionados

1 comentarios

Avatar

  • Valoración usuario

    Valoración:

    14/07/2014 05:44

    Mi bebe de 14 meses no para de morder a cualquier persona que sea de su confianza, parece que lo hace cuando esta bastante alegre y emocionado, pero como corrijo esto??!. Casi siempre nos ponemos serios, le repetimos una y otra vez NO, indicando con la mano y cabeza pero no se rinde, ya nos sacó un poquito de sangre y de hecho deja la marquita de sus dientes :/ que hago???!!!! El es un bebe encantador hasta q se desata. Me preocupa que muerda en el grupo de juego y/o luego se convierta en víctima, me consta como duele!!!

    Valorar
    Responder

Página: 1 / 0 (0 Elementos)