Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Disfraces caseros para Halloween

Ideas para hacer los disfraces de los niños

Disfraces caseros para Halloween

¿Te ha pillado el toro y no sabes de qué disfrazar a tus hijos? Te proponemos varios ejemplos de disfraces muy sencillos para la fiesta de Halloween. No te preocupes, aunque quede poco tiempo, con material de reciclaje como sábajas viejas, tus pinturas y ropa de color oscuro, podrás hacer originales y divertidos disfraces a los niños. Mira qué fácil y divertido es hacer un disfraz para Halloween.

Disfraces de niños para Halloween

Ideas de disfraces para niños de Halloween

Fantasma
Muy socorrido y recurrente, pero efectivo. Utiliza una sábana vieja que tengas por casa, pásala por encima de la cabeza del niño y marca la zona de los ojos y la boca. A continuación, recorta las partes que hayas marcado y deshilacha o corta jirones en el bajo de la sábana para darle un aspecto más “fantasmal”. Si tienes tiempo, puedes decorar el disfraz con retales de otras telas, imperdibles, alguna chapa simpática... y le darás un aspecto más divertido.

Bruja
Para hacer este disfraz sólo necesitas 3 cosas: un vestido negro, una capa y un sombrero. Para la capa bastará cualquier tela negra que, atada al cuello, llegue hasta la cintura. Puedes decorar la capa con pintura de tela o pegando en ella estrellas de cartulina. Para hacer el sombrero puedes optar por un diseño sencillo de bruja (de forma cónica y cartulina negra) o por otro más elaborado pero que también sea representativo de Halloween, como por ejemplo un simpático gato negro. Completa el conjunto con un maquillaje terrorífico.

Brujo
La variante para niños del disfraz de bruja. Se logra de la misma manera pero con un sombrero de mago, una barba de cartulina y algodón sujeta con una goma por detrás y una varita. Si no tienes materiales para hacer una varita muy elaborada, puedes utilizar un lápiz o rotulador y añadirle una estrella de cartulina en un extremo.

Frankenstein
El más sencillo y rápido. No es muy aparente, pero bastará para que el niño pueda hacer “Truco o trato” y disfrutar de Halloween con sus amigos. Pinta la cara del niño de verde y aplica sombra de ojos oscura en el párpado inferior y en los labios. ¡No te olvides de dibujarle, bien a los lados del cuello o en las sienes, los característicos tornillos de Frankenstein! Para terminar, aplica laca en el pelo o gomina para ponerlo de punta y lograr que se quede levantado.

Monstruo
Si tienes una caja de huevos utiliza la parte de cartón para hacer una simpática careta de monstruo a tu hijo. Es una manualidad de Halloween muy fácil de realizar y además barata.

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar