La lactancia materna

Criterios que debe tener en cuenta la madre al dar el pecho

La leche materna tiene muchísimos benefícios para el bebé en su alimentación. No obstante hay tener mucha información para saber cómo hacerlo y los problemas que puede ocasionar.

Aquí os damos una serie de consejos relacionados con la posición, las tomas y la conservación de la leche materna. También algunas molestias que puede ocasionar tanto en la madre como en el niño.

Posiciones de la madre y del niño en la lactancia

lactancia_materna

  • Posición materna. Elegir la postura en la que la madre se encuentre mas cómoda: sentada o tumbada de lado. Si le han practicado una cesárea o su periné esta muy doloroso, quizás sea esta última posición la más recomendable.
  • Posición del recién nacido. Son muy importantes las posiciones del cuerpo del niño y de su boca. El cuerpo del niño deberá estar hacia el cuerpo de la madre y la boca del lactante enfrente del pezón, con el cuello ligeramente extendido. La boca del bebé deberá abarcar no solo el pezón sino gran parte de la areola con el objeto de llegar a los senos lactíferos. El niño mama del pecho, no del pezón.

Dar el pecho al bebé

El lactante será el que marque el ritmo de la toma. A medida que la toma progresa, las pausas son más frecuentes y duran más, la leche al principio de la toma es más abundante en cantidad pero más diluida que la leche del final de la toma que tiene más contenido graso.

La duración por toma de cada mama, la marca el lactante. No es recomendable cambiarle de pecho a los diez minutos, excepto en las primeras 24 horas. Deberá controlarse el peso del niño una vez al día, por la mañana.

Pautas para la extracción de leche:

  • Calor local 10 minutos, secador, ducha, compresas, manta eléctrica.
  • En algunas situaciones o si lo necesita expresión manual masaje desde la base de la mama hacia el pezón (masajes rotativos).
  • Saca leches de control manual.

Como medida higiénica de los pezones nos limitaremos a la ducha diaria. Es necesario un sujetador lo suficientemente grande para no comprimir el pecho pero sí para sujetar.

Problemas de la lactancia materna

Pezones doloridos. Tratamiento:

  • Corrección de la postura del niño.
  • Comenzar siempre por el pecho no doloroso.

Pezones con grietas. Tratamiento:

  • Impregnar el pezón con leche materna secándolo posteriormente con secador.
  • Utilizar pezonera de cera de abeja (modelar mediante calor la pezonera de manera que esté en contacto directo con la piel del pezón impidiendo así que la leche quede retenida en la misma y así evitar la maceración por la continua humedad a la que se veía sometido el pezón).
  • Protector recoge-leches, para mantener el pezón libre de roces y de humedad.

Reacciones locales. Pueden producirse por:

  • Cremas corporales.
  • Jabones.
  • Suavizantes de ropa.

Pezón plano y pezón invertido. Pueden dificultar la lactancia.Tratamiento:

  • En el momento de la toma se estimularán los pezones con los dedos o con un sacaleches de modo que se facilite al lactante la toma del pecho. Este problema requiere ayuda especialmente en la colocación del niño al pecho.

Ingurgitación. Suele tener lugar del segundo al cuarto día del posparto, por la congestión vascular y edema. Puede cursar con fiebre materna. Tratamiento:

  • Corregir la postura de amamantamiento.
  • Controlar que tras la toma los pechos queden blandos y vacíos.
  • Si es necesario se facilitara la extracción de la leche de la forma anteriormente expuesta.
  • No es necesario restringir la ingesta de líquidos.

Mastitis, Inflamación del pecho:

Mastitis no infecciosa. Causas: traumatismos, sujetador inadecuado, posición incorrecta del niño al pecho. Tratamiento con:

  • Analgésicos
  • Antiinflamatorios y/o antitérmicos. 

Mastitis infecciosa. Causa: mala técnica de succión, lo que provoca lesiones en el pezón, pudiendo ser puerta de entrada de diversos microorganismos. Cursa con dolor, rubor y calor local. Tratamiento:

  • Antibióticos, analgésicos y/o antitérmicos.
  • Sin interrupción del amamantamiento, comenzando siempre con el pecho sano.
  • La leche del lado lesionado deberá ser extraída manualmente o con sacaleches.
  • Se aplicarán bolsas de hielo para aliviar el dolor
  • Un sujetador que soporte, sin provocar lesión dolorosa.

Niño que vomita leche con restos de sangre. Vigilar si existe daño en el pezón, ya que la causa más frecuente es por ingesta de sangre debido a una grieta o herida. Tratamiento:

  • Control de la técnica de amamantamiento.

Candidiasis del pezón. Se inicia tras un periodo de alimentación sin molestias. Puede empezar con dolor tras la toma irradiada hacia el pecho. Hay inflamación y dolor en pezón y areola durante las tomas. El lactante puede tener candidiasis bucal y/o anal. El tratamiento debe ser:

  • Simultáneo en la madre y en el hijo.
  • Limpiaremos la boca del niño con una gasa impregnada en solución bicarbonatada.
  • Aplicaremos la preparación fungicida, Mycostatín® en los pezones maternos.

Pautas de extracción y conservación de la leche materna 

  • La madre se extraerá la leche con ayuda del sacaleches cada 3 horas.
  • Guardar en frigorífico en recipientes de plástico, la adhesión de los leucocitos al vidrio los altera.
  • Es posible acumular en un mismo recipiente la leche extraída en el mismo día. Es aconsejable para el control de los recipientes el nombre del niño y fecha de extracción del mismo.
  • Nunca debe calentarse la leche materna al fuego o en microondas, basta con templarla colocándola bajo el grifo de agua tibia.
  • No mezclaremos nunca la leche fría guardada en el frigorífico con la recién extraída, esperaremos a que ambas alcancen la misma temperatura.

Carmen Adrián. Enfermera 

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Preguntas y respuestas sobre la lactancia materna

    Preguntas y respuestas sobre la lactancia materna

  • Mastitis y lactancia materna

    Mastitis y lactancia materna

  • Lactancia materna o artificial

    Lactancia materna o artificial

  • Lactancia materna

    Lactancia materna

  • Complicaciones de la lactancia materna

    Complicaciones de la lactancia materna