Renacuajos

Reflexiones de bebés anónimos, por Paco Abril.

Pongamos que me llamo Marta y que tengo 1 año.

Quiero hablaros de la extraña relación que los niños y las niñas mantenemos con nuestros mayores. Hablamos la misma lengua y, sin embargo, no nos entendemos. ¿Será que no es el mismo idioma, que sólo se parecen? No lo sé. Cuando yo digo, por ejemplo, casa, silla, gato, muñeca, caballo, coche…, es decir, palabras sueltas, a su alcance, saben a qué me refiero. En cambio, si pronuncio frases complejas como: “No quiero ir a dormir porque hay un miedo escondido debajo de mi cama”, eso ya no lo pillan, y me largan un discurso de esos que se dicen a alguien cuando no se le entiende pero quiere parecer que se le entiende.

Insisto. ¿Por qué esa falta de entendimiento? ¿Será porque los seres pequeños pertenecemos a una especie diferente de la de los seres mayores? ¿Será que procedemos de otro planeta? ¿Será que venimos de Extranja, país de donde son los extranjeros?

Reflexionaba sobre esto en voz alta cuando, de repente, me encontré con una rana verde en la orilla de un estanque. Leyéndome el pensamiento “Ranaverde” me dijo:

–Los seres humanos sois igualitos que nosotras. De pequeñitas las ranas vivimos en el agua, respiramos por branquias y nos llaman renacuajos. De adultas, las ranas hechas y derechas, vivimos en tierra, respiramos por pulmones y se nos conoce por nuestro sonoro nombre.

Poniéndome muy seria, le pregunté:

–¿Qué tiene que ver eso con la falta de entendimiento entre los humanos pequeños y mayores? Y has de saber que a mí no me gusta nada, nada que me llamen renacuaja.

–Pues tiene mucho que ver –contestó la rana imitando mi seriedad–. Las niñas y los niños respiráis la realidad de distinta manera que los adultos. Vosotros la percibís a través de vuestras branquias, por decirlo así. Los mayores la captan a través de sus pulmones. Como ves, dos formas diferentes de respirar la misma realidad. Por eso niños y adultos no sois capaces de entenderos del todo.

Le pregunté si las ranas eran capaces de entender a los renacuajos, pero se zambulló en el agua nada más escuchar mi pregunta.

Paco Abril

 

¿CONOCES "POPI" LA REVISTA PARA NIÑOS A PARTIR DE 1 AÑO?

Suscríbete al Club Conmishijos

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • El éxito del juego del escondite en los niños

    El éxito del juego del escondite en los niños

  • ¿Qué juegos divierten al bebé?

    ¿Qué juegos divierten al bebé?

  • Estimular al bebé con juegos de sorpresas

    Estimular al bebé con juegos de sorpresas

  • Cinco ideas para jugar con tu bebé

    Cinco ideas para jugar con tu bebé

  • Es bueno que el bebé juegue solo

    Es bueno que el bebé juegue solo