Diez trucos ecológicos para el mantenimiento de la casa

Vinagre, limón, bicarbonato… Los productos naturales pueden ayudarte a conseguir que el interior de tu casa brille en pocos minutos. A continuación te proponemos diez trucos ecológicos y económicos que conviene conocer.

Diez trucos ecológicos para el mantenimiento de la casa

Con bicarbonato sódico

Para lavar la ropa del bebé.
El bicarbonato neutraliza los olores ácidos debidos a la regurgitación. Añade 100 gramos a tu detergente habitual y luego vierte vinagre durante el aclarado para eliminar los restos de detergente y suavizar las fibras.

Para que el cesto de la ropa sucia no huela.
¿La ropa sucia se acumula y “perfuma” la casa? Pon bicarbonato en un recipiente, justo al lado. Absorberá los olores, que desaparecerán como por arte de magia.

Para limpiar los peluches.
Los peluches no siempre se pueden lavar en la lavadora. Mételos en una bolsa de plástico con 110 gramos de bicarbonato. Agita bien para repartir el polvo y deja reposar toda la noche. A la mañana siguiente, cepilla el peluche… ¡y listo!

Para dar una segunda vida a las esponjas.
Mezcla dos cucharadas soperas de bicarbonato con otras dos de vinagre diluido en agua. Vierte la solución sobre la esponja apretando para que se impregne bien. Deja que actúe una hora y luego enjuaga la esponja con abundante agua. Verás qué limpia queda.


Con limón

Para quitar las manchas de leche de lactante.
Pulveriza una mezcla de limón y agua sobre la mancha (la misma proporción de limón que de agua). Espera a que se seque y luego lava la prenda de forma habitual. Si la ropa es de color claro, es mejor pulverizar la mezcla rápidamente. Puedes conservar la solución en la nevera para utilizarla en caso de emergencia.

Para hacer desaparecer las manchas de hierba.
¿Los niños vuelven todos los días del parque o del jardín con manchas verdes en el pantalón? Espolvorea la zona manchada con bicarbonato (1 cucharadita de café) y después echa limón (1 cucharadita de café). En cuanto la mezcla haga espuma, frota la tela para que la mezcla penetre bien. Luego lava la prenda de forma habitual.

Para despegar un chicle.
Frota la pulpa de medio limón sobre el chicle presionando suavemente para extraer el zumo. Aclara con abundante agua para neutralizar el efecto blanqueador de esta fruta.

Con vinagre blanco

 Para eliminar el olor a moho.
¿Has puesto una lavadora y luego has olvidado tenderla? Si el olor a moho no desaparece tras un nuevo el lavado, repite un ciclo con vinagre, sin detergente. Luego vuelve a lavar la ropa con el detergente habitual. Normalmente, el olor habrá desaparecido.

Para desinfectar juguetes.
Para evitar utilizar productos de limpieza en los juguetes de tus hijos, límpialos con un trapo empapado en vinagre. Déjalos secar al aire libre para que el olor desaparezca.

Para limpiar un cepillo de pelo.
El pelo se lava, ¡y el cepillo también! Mételo en un fregadero y espolvoréalo con bicarbonato. Añade vinagre y deja actuar unos minutos. Llena el fregadero de agua caliente y deja el cepillo un rato en remojo. Luego acláralo. Verás que queda como nuevo.

 Stéphanie Letellier
 © Enfant.com

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!