Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Cuidados especiales para bebés prematuros

Todo lo que necesitan los bebés que nacen antes de tiempo

Cuidados especiales para bebés prematuros

Se dice que un bebé es prematuro cuando nace antes de las 37 semanas de gestación, mientras que los bebés nacidos a término son los que nacen entre las 38 y 42 semanas después del último período menstrual de la madre. Los bebés prematuros tienen que recibir cuidados especiales ya que el desarollo del embarazo no se ha completado, por lo que sus órganos no están completos y corren más riesgo de bajo peso e infecciones.

Causas de que el bebé nazca de forma prematura

Bebés prematuros

Se citan numerosas causas capaces de provocar que un embarazo no llegue a término, entre ellas:

• Causas relacionadas con el estilo de vida de la madre durante el embarazo e incluso antes: fumar, beber alcohol, consumir drogas ilícitas, padecer trastornos alimentarios, tener altos niveles de estrés, realizar actividades físicas exhaustivas.

• Causas relacionadas con problemas de salud de la madre: desequilibrios hormonales, anomalía estructural en el útero, enfermedades crónicas, infecciones, traumas físicos, deficiencias nutricionales, etc.

• La edad de la madre y embarazos múltiples: es más probable un nacimiento antes de término si la madre tiene de más de 35 años o menos de 19 o si espera más de un bebé.

Cuidados especiales a bebés prematuros

Un bebé prematuro necesita cuidados especiales, tanto por la inmadurez de sus órganos y sistemas como por su bajo peso. Por ello, muchos prematuros pasan la primera etapa de su vida extrauterina en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Estas unidades están especialmente diseñadas para proporcionar a esos diminutos bebés una atmósfera que satisfaga sus necesidades básicas de calor, nutrición y protección, y que les asegure un crecimiento y desarrollo adecuados.

Cuanto más pequeño e inmaduro es el bebé, mayores son también los riesgos de enfermedades y complicaciones, en especial las que tienen que ver con los sistemas respiratorio, nervioso, digestivo, renal, inmunológico y la visión.

El sistema respiratorio es uno de los órganos más comprometidos en un prematuro. Para poder funcionar correctamente y realizar el debido intercambio de oxígeno hacia los tejidos, los pulmones necesitan una sustancia llamada surfactante, que impide el colapso de los alvéolos pulmonares.

El bebé prematuro tiene poco surfactante y ello le impide llenar sus pulmones con el aire ambiental: es lo que se conoce como síndrome de membrana hialina, y significa que el bebé no puede expandir debidamente sus pulmones y respirar por sí solo. Como tratamiento, se administra al bebé surfactante artificial y se le aplica soporte respiratorio con aparatos especiales.

El alta hospitalaria para el bebé

Una vez que el bebé ya puede respirar sin ayuda, alcanza un peso adecuado, no requiere del calor de la incubadora, puede alimentarse por succión y el médico considera que ha salido de las situaciones de riesgo, estará en condiciones para recibir el alta.

La alimentación del bebé prematuro

Como en cualquier bebé, el alimento ideal del prematuro es la leche materna, y lo mejor es que comience a alimentarse con ella cuanto antes. Como, por lo general, el bebé no tiene la fuerza necesaria para succionar, se le suele alimentar a través de una sonda naso-gástrica acoplada a una jeringa, que le administra leche materna extraída con un sacaleches.

Como pueden ingerir cantidades muy pequeñas de leche cada vez, los bebés prematuros tienen una curva de ascenso de peso más lenta que los nacidos a término. No hay que obsesionarse con este tema, aunque sí seguir de cerca las indicaciones nutricionales del pediatra. Tanto o más importante que el aumento del peso es la valoración del tono muscular, el estado de alerta, y la respuesta a distintos estímulos.

Vigila el crecimiento del bebé prematuro

Gracias a los recientes avances en neonatología, más del 90% de los bebés prematuros que pesan 800 gramos o más consiguen sobrevivir. Los bebés que pesan más de 500 gramos tienen entre el 40% y el 50% de probabilidades de supervivencia, aunque las probabilidades de que se presenten complicaciones en ellos son sin duda mayores.

Un vez el bebé en casa, es muy importante extremar las medidas de higiene, evitarle los cambios bruscos de temperatura, vigilar su alimentación y su peso y evitar los ambientes con mucha gente, donde es más probable el contacto con personas portadoras de gérmenes capaces de afectar al bebé (recordemos que las defensas de un bebé prematuro son menos maduras aún que las de un bebé nacido a término).

Masajes para bebés y cariño de los padres

Los masajes han demostrado ser especialmente beneficiosos para los bebés prematuros. Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de casos, son niños que han pasado mucho tiempo hospitalizados, lejos del contacto y de los brazos de sus padres, y sometidos a todo tipo de pruebas médicas (pinchazos, cables, sondas, etc). Eso les hace especialmente necesitados y receptivos al contacto físico y a experiencias placenteras que les permitan desarrollar los vínculos afectivos normales entre padres e hijos.

Marisol Guisasola

Artículos relacionados

3 comentarios

Avatar

  • abraham
    abraham

    03/06/2014 01:14

    gracias

    Valorar
    Responder
    • gavr
      gavr

      21/06/2014 20:54

      de nada como te llamas

      Valorar
  • 29/05/2014 00:05

    que lindo aprender de los niños

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (2 Elementos)

  • Fredo Fox

    Aprendemos Solidaridad

  • Los Pimpollo

    Música educativa

  • manualidades infantiles

    Manualidades para niños

Aprendemos Solidaridad

  • PREMIOS VICENTE FERRER

    PREMIOS VICENTE FERRER

  • Fredo Fox invitado a Guiainfantil.com

    Fredo Fox invitado a Guiainfantil.com

  • La isla de Chocololateca. Manuel Guisande.

    La isla de Chocololateca. Manuel Guisande.

  • Educar la solidaridad en niños

    Educar la solidaridad en niños

  • JUGANDO EN EL HOSPITAL

    JUGANDO EN EL HOSPITAL

  • JUGAR, APRENDER, PREVENIR

    JUGAR, APRENDER, PREVENIR

  • JUGANDO EN PAZ

    JUGANDO EN PAZ

  • CORAZÓN CONTENTO

    CORAZÓN CONTENTO

  • Y TU, ¿DÓNDE HACES CACA?

    Y TU, ¿DÓNDE HACES CACA?

  • Y SE HIZO LA LUZ

    Y SE HIZO LA LUZ

  • HOGAR DE ACOGIDA

    HOGAR DE ACOGIDA

  • ¡STOP AL ABUSO DE MENORES!

    ¡STOP AL ABUSO DE MENORES!

  • Canción para una causa.- Terremoto de Lorca.

    Canción para una causa.- Terremoto de Lorca.

  • Poema para mi abuela. Los Argonautas

    Poema para mi abuela. Los Argonautas

  • Educar la tolerancia desde la infancia

    Educar la tolerancia desde la infancia

  • Educar la amistad desde la infancia. Parte 1.

    Educar la amistad desde la infancia. Parte 1.

  • Cuento para niños.- La disputa de los colores. Entreculturas.

    Cuento para niños.- La disputa de los colores. Entreculturas.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe información de las mejores actividades y planes con niños. Además, todo sobre la educación y cuidado de los hijos.


Revista del embarazo semana a semana