Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Fomento de la lectura en el adolescente

Consejos para crear hábitos de lectura en los niños

Fomento de la lectura en el adolescente

Para vuestro hijo, leer es sinónimo de trabajar. ¡Pero aún no hay nada perdido! Aquí tenéis unos consejos para convencerle, sin forzar, de que la lectura también puede ser un verdadero placer. La adolescencia es una época complicada para toda la familia, es cuando el niño pasa a ser adulto y forja su personalidad. Por eso es importante inculcarle, de forma amena y sin que sea una obligación, el hábito de la lectura.

Cómo convertir la lectura en diversión

Mi hijo no lee

¿Qué entendéis por leer? Evidentemente, vuestro hijo no lee las obras completas de Baroja y no se pasa los fines de semana encerrado en la habitación, enfrascado en la lectura. Pero seguramente lee revistas, cómics, mangas, las páginas y blogs de internet en los que entra y, no hay que olvidarlo, también lee en clase y maneja los manuales escolares. ¿Y vosotros?, ¿tenéis costumbre de leer? Si está en un entorno en el que nadie lo hace, el niño tiene menos tendencia a la lectura.

La lectura como obligación

A veces, la conminación a la lectura es tan grande, que tiene un efecto paralizante. Para muchos adolescentes, la lectura es un trabajo duro, una obligación impuesta por el colegio. Vuestro hijo presenta a menudo fichas de lectura a los profesores, de modo que no le impongáis libros, porque puede acabar apartándose de ellos.

Leer para informarse... y para disfrutar

Aceptemos, como adultos que somos, que no debemos penetrar en ese espacio íntimo que puede ser la lectura. Simplemente tenemos que hacer comprender a nuestro hijo que los libros pueden aportar una respuesta a sus preguntas (sexualidad, miedo a la muerte, amor, etc.), y enseñarle también hasta qué punto la lectura puede ser un placer. Para convencerlo, ¡no faltan grandes obras!

Consejos si tu hijo no lee

¿A vuestro hijo le horroriza leer? No sirve de nada forzarlo, al contrario, podéis empeorar las cosas. Estos consejos pueden ayudaros a inculcarle el gusto por la lectura con mano izquierda.

1. La literatura juvenil: todo un placer Los libros son objetos de la vida cotidiana que no pueden estar en un pedestal. Tenéis que facilitar que vuestros hijos accedan a ellos. Hay que hacerles comprender que la lectura no es solo una obligación escolar. También puede ser un placer y una distracción. Si el adolescente se sumerge en un cómic o en un libro de su infancia, no hagáis comentarios como “ya eres demasiado mayor para leer ese tipo de libros”. ¡Lo principal es que lea! Proponedle temas que le interesen. La literatura juvenil actual es muy variada y de calidad. Seguro que hay un libro para él.

2. Bibliotecarios y librerías que aconsejan bien Si vuestro hijo no sabe qué leer y a vosotros no se os ocurre qué ofrecerle, dejaos aconsejar por un bibliotecario o un librero especializado. Están acostumbrados y seguro que encontráis juntos una obra que le guste. O, si no, suscribidle a una revista: es una cita mensual o bimensual con la lectura, pero con una vertiente lúdica y cercana a su vida cotidiana.

3. Cualquier ocasión es buena Las vacaciones son propicias a la lectura, porque no hay límite de tiempo. Si vuestro hijo se aburre, proponedle que lea una horita. Si el libro le gusta, el tiempo se le pasará volando. No le ofrezcáis un tocho. Que muchos jóvenes hayan leído Harry Potter no significa que no les asusten los libros de varios cientos de páginas. Ofrecedle obras breves: recopilaciones de relatos temáticos o, simplemente, novelas cortas. Para compartir un rato con vuestro hijo adolescente, también podéis, por ejemplo, ir escuchando en el coche libros leídos por actores profesionales (existen algunas colecciones).

4. Nunca es demasiado tarde para empezar a leer No dramaticéis: que vuestro hijo no lea ahora, no significa que no vaya a leer nunca. Muchos escritores confiesan que cuando eran jóvenes no leían y, sin embargo... Lo importante es encontrar el libro adecuado. Seguro que lo consigue, con vuestra ayuda o la de un profesor, un amigo... ¡paciencia! Recordad además que, hoy en día, hay mucha más variedad de libros que en vuestra infancia, ¡hay libros para todo tipo de lectores!

Jessica Jeffries-Britten.

Artículos relacionados

  • Cómo hablar con un adolescente

    Cómo hablar con un adolescente

  • Conflictos sociales y emocionales en la adolescencia

    Conflictos sociales y emocionales en la adolescencia

  • Los adolescentes y el alcohol

    Los adolescentes y el alcohol

  • Qué aportan las mascotas a los adolescentes

    Qué aportan las mascotas a los adolescentes

  • Qué autonomía dar a los hijos según la edad

    Qué autonomía dar a los hijos según la edad

0 comentarios

Avatar

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x