Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Huesos de Santo. Postre tradicional para niños

Recetas tradicionales para el Día de Todos los Santos

Huesos de Santo. Postre tradicional para niños

Los huesos de santo es un dulce muy típico español y es tradicional comprarlo durante la celebración del Día de Todos los Santos junto con los buñuelos de viento

Este delicioso y tradicional postre está elaborado de pasta de almendras (mazapán), de color blanco y forma alargado y cilíndrica. Forma un canutillo, semejante a la de un auténtico hueso con su tuétano, que puede ser rellenado de dulce de yema o almíbar.

Huesos de Santo. Postre tradicional para niños

Ingredientes 

Para preparar el mazapán y el almíbar:

  • 200 gramos de azúcar
  • 150 gramos de almendra molida
  • 100 mililitros de agua
  • Azúcar glasé
  • 100 gramos de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 50 gramos de agua.

Consejo: para renrollar la tira cuadrada del paso número 5 puedes usar un lápiz o un palillo chino

Cómo cocinar, paso a paso, huesos de Santo

1- Preparar un almíbar con el agua y el azúcar. Poco a poco añadir la almendra hasta formar una masa. Dejar enfriar.

2- Hacer otro almíbar con el agua y el azúcar, y cuando esté listo, lo incorporamos poco a poco a las yemas batidas.

3- Introducir la mezcla en el recipiente donde hemos hecho el almíbar y se calienta al baño María, evitando que entre en ebullición porque la pasta se podría cortar. Una vez que haya espesado bien, dejar enfriar.

4- Amasar el mazapán con un rodillo, espolvoreando toda la superficie con azúcar glasé para que se consiga un aspecto blanco de los huesos.

5- Hacer tiras cuadradas del tamaño que consideremos más adecuado, pero con las dimensiones suficientes para hacer con ellas los canutillos. Cada tira cuadrada se enrolla en un palo de 1 cm. de grosor y pegamos la masa con los dedos.

6- Espolvorear cada canutillo con el azúcar glasé para evitar que la masa se pegue al palo. Se saca la masa del palo y se deja enfriar. Luego se rellena con la pasta de yema.

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar