Inflar un globo sin soplar: experimento para niños

Experimento casero para hacer con niños

Tu hijo no te va a creer cuando le digas que se puede inflar un globo sin soplar. Te proponemos este experimento infantil casero para que enseñes a tus hijos a inflar un globo sin soplar y que luego puedo sorprender a sus amigos haciendo este experimento.

Inflar un globo sin soplar: experimento para niños

¿Qué necesitas?

  • Un globo
  • Un sobe de levadura química
  • Un embudo pequeño
  • Una botella de boca estrecha
  • Vinagre

¿Qué hay que hacer?

1. Llana un tercio de la botella con vinagre.

Experimento infantil de inflar un globo sin soplar paso 1

2. Mete el embudo en la boca del globo (por donde se infla normalmente) y echa la levadura dentro del globo llevando cuidada para no echar levadura fuera.

Experimento infantil de inflar un globo sin soplar paso 2

3. Después, pon la boca del globo en la boca de la botella. Hay que hacer todo lo posible para que no caiga levadura dentro de la botella. El globo tiene que quedar colgando en el lateral de la botella.

Experimento infantil de inflar un globo sin soplar paso 3

4. Levanta el globo hacia arriba para que la levadura caiga dentro de la botella. Empieza a haber burbujas, ruido y de repente verás como el globo empieza a inflarse.

Experimento infantil de inflar un globo sin soplar paso 4

¿Qué ocurre?

Se produce una reacción química algo violenta entre el vinagre y la levadura. Esto genera un gas carbónico (CO2). Empiezan a formarse pequeñas burbujas en la botella. El gas sube hacia la boca de la botella y entra en el globo. La presión es tan fuerte que el globo empieza a inflarse.

¿Por qué ocurre?

La levadura química está compuesta sobre todo de soda (bicarbonato de sodio), es una sal mineral que se extrae del lago Tchad en África. En la masa de los pasteles, la levadura se disuelve por la acción del calor y de la humedad y genera un gas, el dióxido de carbono.

Esto quiere decir que cuando cocemos pan o pasteles, se produce una reacción química dentro del horno. El gas produce muchas burbujitas que hacen que la masa el pan o los pasteles sean suaves, ligeros y sabrosos. Antes de conocer la levadura química, se utilizaba la levadura natural para que la masa subiera. La levadura está compuesta de hongos que se reparten por la masa y producen gas. Para que esto ocurra, los hongos necesitan calor, agua, aire y nutrientes. Así que quiere decir que ellos mismo consumen un poco de masa.

En el siglo XIX hubo hambruna en Alemania. Para ahorrar levadura, un químico tuvo la idea de poner sodio soda en vez de levadura en la masa. ¡Así se inventó la levadura química! Es mucho menos delicada que la levadura natural y se puede conservar casi de forma ilimitada. Aunque todavía se sigue cocinando con levadura natural. No se puede concebir algunos platos tales como la pizza, la brioche… sin levadura.

 

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!